tratamiento acústico en locales y oficinas

Acondicionamiento vs. Aislación acústica.

A la hora de diseñar locales comerciales y oficinas, es importante considerar las técnicas y materiales a implementar para lograr un buen tratamiento acústico. Para esto, es necesario diferenciar los conceptos “aislación acústica” y “acondicionamiento acústico”.

El aislamiento acústico está relacionado con la “insonorización”. Es la capacidad que tiene un espacio para impedir que el ruido salga del mismo, o ingrese. Es el nivel de atenuación sonora que se da entre dos lugares (ej. interior y exterior). Para conseguir un buen aislamiento, se utilizan materiales aislantes y absorbentes. La forma más habitual de trabajar es con sistema “box in box”, partiendo de un espacio existente se realiza una caja interna con elementos que eliminan los puentes acústicos que transmiten ruido y vibraciones.

El acondicionamiento acústico, es la capacidad de un espacio de ofrecer confort acústico. A diferencia de la insonorización, cuando realizamos obras de mejora del acondicionamiento acústico de espacio, trabajamos con materiales y revestimientos que nos permitan lograr un campo sonoro difuso ideal.

En nuestras obras de oficinas, por ejemplo, consideramos esencial trabajar con materiales y elementos que nos permitan un correcto acondicionamiento acústico desde los inicios del proyecto. Hoy en día son muchos los puestos de trabajo que requieren condiciones para realizar videollamadas de forma constante y por ende necesitan escapar del modelo de oficinas de planta abierta. Para estos casos proyectamos desde el solado, los paneles divisores de puestos, hasta paneles fonoabsorbentes de distintas formas y colores para el cielorraso.

En cuanto a los materiales a utilizar para conseguir una correcta aislación la lista de opciones es larga, algunos son para aplicar durante la construcción del espacio y otros sirven para colocar en espacios existentes, ya construidos.

 

El aislamiento y el acondicionamiento acústico son dos conceptos diferentes que implican técnicas, objetivos y materiales específicos.

Materiales para aislación acústica:

  • Aislante acústico en rollos: Para ubicar encima de cielorrasos livianos o en el interior de tabiques realizados con placas de yeso, madera o metal. Vienen en 2/3mm de espesor, hechos a base de vinilo de alta densidad.
  • Cielorraso acústico suspendido: Es una placa de lana de vidrio de alta densidad con velo de PVC. Medida de la placa 61 x 122 cm. Espesor: 19 o 25 mm.
  • Placas fonoabsorbentes: Sirven para el tratamiento de ambientes ruidosos en general. Su terminación puede ser lisa o con cuñas, en colores varios. Pueden quedar ocultas o a la vista (en paredes, debajo de muebles, o cielorrasos). Se producen en material absorbente acústico hecho a base de espuma flexible de poliuretano poliéster. Por su estructura celular, evitan la reflexión de los sonidos que se originan en las superficies duras de paredes o techo y atenúan el nivel sonoro general.

Materiales para el acondicionamiento acústico:

  • Materiales absorbentes: Para minimizar la reverberación del local. Pueden ser entelados con relleno fonoabsorbente, cortinas, alfombras. En formato de bafles, cuadros fonoabsorbentes de pared, o islas acústicas suspendidas, pueden ser de cualquier forma y color.
  • Resonadores: Para disminuir la reverberación en determinadas frecuencias. Entramados de madera, placas perforadas de madera.
  • Difusores: Para conseguir una difusión del sonido más uniforme. Entablillados con distintas profundidades de surcos.
  • Materiales reflectantes: Se usan para reflectar el sonido y suelen ser materiales lisos no porosos. Reflejan el sonido como una bruma en todas las direcciones.

Llamanos

  • (+54 9 11) 3560 3454

WhatsApp

  • (+54 9 11) 5597 2472

Nuestra oficina

Darwin 1154, sector A, 1°AB. C1414 Buenos Aires